fbpx

salas de exposición

Primero, la harina. Después, el agua. La sal. La levadura. Las manos que amasan con sabiduría y corazón, una y otra vez, la masa que empieza a crecer y tomar forma, historia y memorias.

el ciclo del pan

La sala del ciclo del pan recrea el antiguo ciclo tradicional del pan portugués en su contexto etnográfico y antropológico a través de catorce paneles originales ilustrados, a los que se unen los aperos y utensilios que atestiguan que hacer pan es un proceso muy artesanal.

Las cestas de la panadera, la bicicleta “pasteleira”, con la que se hacía la entrega del pan, las balanzas y los dichos y refranes del pasado comparten espacio con los diferentes cereales, los que le invitamos a tocar para que pueda sentir su textura. En esta sala hay tres molinos en trabajo continuo que ofrecen la magia del sonido de antaño, que nos remiten al pasado aquí, tan cerca.

el arte del pan

El arte está marcado por la inspiración del pan, como expresión de ideas, emociones y formas de ver el mundo. Aquí se exponen objetos de diferentes materiales, como el azulejo, la plata, la cerámica, el vidrio o la madera; también destacan la filatelia, la iconografía, las postales y el arte sacra, desde siempre vinculada al pan a través de una tradición multisecular. Y la pintura, a través del pincel de Velhô, pintor portugués cuyo color y trazo devuelven a la tierra su poesía.

En esta sala también se realizan exposiciones temporales del museo. Puede conocerlas aquí.

pan político, social y religioso

Aquí se revisan 300 años de historia del pan a través de cientos de documentos originales que reconstruyen la historia del pan en Portugal, desde la restauración de la independencia, hasta la restauración de la democracia.
La simbología del pan en la religión muchas veces se asocia a lo sagrado, mostrando su importancia como uno de los alimentos básicos más antiguos, no solo para el cuerpo, sino que también como base espiritual que simboliza la vida, la renovación, la prosperidad, la humildad y el sacrificio.

El escritorio de Fernando Pessoa, así como una primera edición de su obra, Mensagem, están en exposición aquí. El publico puede acceder a ambas ya que están en la exposición permanente del museo. Este objeto personal, donde el poeta se inspiraba para escribir sus obras, se adquirió en subasta a la familia del poeta, así como sus icónicas gafas, que actualmente están en exposición en la emblemática cafetería A Brasileira do Chiado, en Lisboa. Estas piezas contribuyen a llevar al arte a todos, en una iniciativa que no solo promueve la descentralización, llevando la cultura al interior de Portugal, sino que también por la relación de las obras con los proyectos de narrativa del Museu do Pão.

el maravilloso mundo
de los hermios

¡Llega el momento de poner literalmente las manos en la masa!

Este espacio temático está dedicado a los visitantes más jóvenes, en una sala didáctica que al final encanta a todos. Aquí nos reciben los duendes de la tribu de los Hermios, protectores de los primeros habitantes de los montes Herminios, que nos acompañan a través de un viaje imaginario y mítico al pasado del pan, lleno de movimiento, luz, color y fantasía.

Se trata de un espacio donde la historia y la leyenda se entrecruzan, donde el pan pasa ante nuestros ojos y por nuestras manos. Al final de la visita llega el momento de poner las manos en la masa y hacer su propio pan, que, tras pasar por el horno, le permite llevar parte de la magia a su casa.